Las ventanas de PVC fabricadas en On – Recar ubicados en la localidad madrileña de Alcalá de Henares y comercializadas exclusivamente a través de los puntos de venta autorizados, cumplen escrupulosamente las exigencias de Kömmerling en la definición de la fabricación, de cada uno de los sistemas. Nos sentimos orgullosos de llevar 35 años fabricando ventanas excelentes con los sistemas Kömmerling ofreciéndoles a nuestros clientes un producto garantizado y que les permite destacar en el sector llenando de satisfacción al cliente final.

Alcanzar la elaboración más exquisita, con los componentes más avanzados son la clave de nuestro éxito, nuestra máxima es la excelencia en la fabricación.

seccion76

La ventana es un producto con alto contenido tecnológico. Nuestra concepción de ventana integral e inteligente, parte en su concepción desde los parámetros indicados por nuestros proveedores. Nuestras ventanas están fabricadas para optimizar todos estos valores prestacionales, llevándolos a su máxima expresión .

Para poder contar con soluciones eficientes en la sustitución de ventanas en la vivienda, Kömmerling ha desarrollado sus sistemas de perfiles, que acompañados de los acristalamientos adecuados, nos permitirán conseguir las exigencias del nuevo CTE, que cada día se aproximan más a las propias de los edificios de consumo nulo, o sujetos al análisis del balance energético eficiente, su objetivo es la reducción de la demanda energética y el aumento del confort interior a través de la calidad del aire, temperatura y el resto de condiciones que inciden directamente en la mejoría de la calidad de vida en el hogar.

De forma general, consideramos que a menor valor de la transmitancia térmica U (W/m2K), menor es la cantidad de calor que pasa a través de la ventana por unidad de superficie y consecuentemente, mejor aislamiento cuanto menor sea este valor. Igualmente, para la refrigeración, cuanto menor sea g (factor solar), menor será la incidencia de la energía solar, que atraviesa el acristalamiento, reduciendo las necesidades de la demanda de refrigeración, para mantener una temperatura de confort en la vivienda.

La eliminación de puentes térmicos PT y la transmisión de energía (frío y calor) no sólo se da en los elementos generales como paredes o techos, sino también en las esquinas, ejes, juntas, etc, por lo que la instalación de las ventanas y la ventana en sí mismo son elementos fundamentales a la hora de reducir la incidencia de dichos puentes en la valoración energética de la vivienda.

Mediante la aplicación adecuada del aislamiento en una instalación eficiente, la transmitancia térmica lineal es reducida a valores por debajo de 0,01 W/mK, y los PT no deberían sobrepasar el 5% de las pérdidas totales a través de los cerramientos.

Fundamental es la ESTANQUEIDAD, los posibles orificios en la envolvente del edificio causan un gran número de problemas con los flujos de aire del interior al exterior a través de grietas y huecos, exponiendonos a un alto riesgo de provocar condensaciones en la construcción. Un edificio eficiente requiere un soporte mecánico, intercambiador de calor, para el suministro continuo de aire proveniente del exterior, se requiere una excelente estanqueidad de la envolvente del edificio.

Es en este punto donde el estándar Passivhaus contribuye al equilibrio entre economía y construcción, posicionándose como el máximo exponente de eficiencia.

El criterio Passivhaus se impone en los requerimientos constructivos y de rehabilitación para los que Kömmerling aporta sus soluciones certificadas.

Dicha estanqueidad se comprueba en el denominado Test de Blower-door (prueba de presurización) donde se mide la permeabilidad al flujo del aire colocando un ventilador en una puerta o ventana exterior, creando una diferencia de presión de 50 Pa entre el interior y el exterior.

blower door test

La envolvente exterior del edificio, para ser certificada, debe tener un resultado de la prueba de la presurización según EN 13829 inferior a 0,6 renovaciones de aire por hora.

Para cumplir con estas exigencias, Kömmerling implantó en España el sistema K76 , que mejora los valores de transmitancia térmica, sin desatender el resto de los valores de la ventana, como es la inercia mecánica de cada hueco. Este sistema, certificado para instalaciones PASSIV, nos amplía las posibilidades de acristalamiento, permitiendo el uso de vidrios triples con doble cámara y por tanto, doble tratamiento de capa metálica, obteniendo valores de transmitancia del vidrio (Ug) de hasta 0,56 W/m²K, lo que nos deja el hueco en valores de hasta 0,80 W/m²K.

Parámetros asociados al sistema K76

AnchoCámarasAcristalamientoAislamiento
Térmico
Aislamiento
Acústico
76mm.648mm.0,8-2,3 W/m²K39-52 dB

La continua apuesta por la investigación y el desarrollo de productos novedosos, posicionan a Kömmerling, acompañado de sus fabricantes oficiales y su amplia red de distribuidores autorizados, en la vanguardia de la actuación para la mejora de la eficiencia energética en los hogares, acompañada de la garantía del sistema y de la fabricación e instalación profesional de los mismos.

No hay que olvidar que una buena ventana, mal instalada, se convierte en la peor ventana.

Este es el objetivo de la marca líder del mercado, acercar al consumidor un producto de calidad de principio a fin, para ello Kömmerling imparte la formación necesaria a sus fabricantes y distribuidores, no solo en conocimiento de producto y novedades, sino también capacitando a sus integrantes, en colaboración con el Instituto Passivhaus, para los nuevos retos presentes de la fabricación e instalación eficientes.