Son muchos los clientes que nos preguntan sobre las diferencias que existen entre una ventana de PVC y unas de aluminio.

Probablemente en uno o dos momentos de nuestra vida, nos puede llegar la hora de tener que tomar la decisión de cambiar las ventanas, ya sea en una obra nueva o en una renovación.

La elección de las ventanas para nuestra vivienda es una elección muy importante, ya que una vez las tengamos instaladas estarán día a día con nosotros unos 40 o 50 años.  Tenemos que ser conscientes que al elegir una ventana, no estamos eligiendo un producto más, que si no nos gusta o no es lo que esperábamos, podemos deshacernos de él y comprar otro en poco tiempo. Por esto, es conveniente informarnos previamente de cuáles son las ventanas que queremos que nos instalen, que sean de nuestro agrado y que resuelva nuestras necesidades.

Empezaremos por decir que la ventana de exterior, es el elemento más débil de la fachada, por lo que tendremos que tener mucho cuidado a la hora de elegir la más adecuada. Una mala ventana instalada en nuestra fachada puede echar a perder por completo el aislamiento térmico y acústico total de la fachada.

¿Qué prestaciones debemos pedir a una ventana?

Antes de entrar en la comparativa entre ventanas de PVC y aluminio, vamos a exponer las principales prestaciones que debería de cumplir una ventana, para luego poder entender cuáles de estos dos materiales las cumplen en mayor medida.

Desde el punto de vista de la arquitectura, una ventana es un elemento constructivo que sirve cerrar un hueco en la fachada, pero que tiene que cumplir además varios requisitos:

  • Tiene que permitir la iluminación natural de la vivienda. Por ello una ventana debe permitir pasar la luz en la mayor medida posible.
  • Debe además permitir la visión hacia el exterior y por supuesto permitir la aireación y ventilación de la vivienda

Esto podríamos decir que son los requisitos primarios, de cualquier elemento que permita tapara el hueco de la fachada a la vez que deja pasar la luz. Pero no debemos conformarnos con unos simples requisitos primarios. A una ventana debemos pedirle que cumpla con muchas otras prestaciones:

  • De proteger contra los ruidos exteriores y crear en nuestro hogar un ambiente confortable.
  • Debe además ser impermeable, es decir no debe permitir el paso de lluvia o tener infiltraciones hacia el interior.
  • La ventana también debe ser un elemento seguro, firme e indeformable que aguante sin problema alguno cualquier fuerza de viento. Aunque esto puede parecer un requisito menor en zonas poco expuestas al viento, es un factor fundamental en zonas de alta exposición al viento como por ejemplo zonas costeras.
  • Por supuesto, a una ventana le tenemos que pedir una alta durabilidad. Tendremos que exigirle una vida útil de unos 40 o 50 años.
  • Una buena ventana debe facilitarnos la vida. Debe ser fácil de limpiar y prácticamente libre de mantenimiento.
  • Una ventana debe protegernos del frío y del calor. Este es un punto donde en el siguiente artículo nos extenderemos ya que es el punto donde existe más diferencias entre una ventana de PVC y una de aluminio.
  • Muy relacionado con el punto anterior es que una ventana, debe ahorrar energía en la vivienda. Será una de las claves para conseguir un ahorro energético en la vivienda además del confort adecuado.

Prestaciones ventana térmicas

  • Relacionado también con la duración de la ventana es que la ventana debe ser resistente a la corrosión por el paso del tiempo y el ataque de agentes externos como lluvia, partículas contaminantes, etc.
  • La estética de la ventana. No menos importante es que la ventana que elijamos nos encante. Una ventana que se integre perfectamente con el estilo de decoración de nuestro hogar y que no tengamos necesariamente que tapar con unas cortinas. Las ventanas son hoy día un elemento más de la decoración de nuestras viviendas. Por supuesto, la forma y el color son aquí puntos a tener en cuenta.

Podemos también decir que la elección del tipo de ventana en España ha dependido mucho entre unas zonas y otras. Por ejemplo en zonas donde las exigencias de aislamiento térmico y también la consciencia del aislamiento han sido mayores, se han instalado ventanas más aislantes como son las ventanas de madera y las de PVC. Zonas por ejemplo como el País Vasco o Cantabria, han sido zonas donde también por el tipo de construcción, la ventana ha sido tradicionalmente de madera, y el cambio ha evolucionado a las ventanas de PVC, gracias a un característica común que tienen ambos materiales (pvc y madera), que es su excelente aislamiento térmico.

En cambio en otras zonas de nuestro país como en grandes ciudades como Madrid o Barcelona, Andalucía, ha tenido un mayor desarrollo la ventana de aluminio de baja calidad, principalmente ligado más a motivos de gran oferta de fabricantes de ventanas que apostaron por fabricar muchas ventanas de bajo precio y bajas prestaciones. Esto ha creado el problema que durante décadas se han llenado las viviendas de los hogares españoles de ventanas de bajas prestaciones que están teniendo que ser renovadas.

¿Dónde tiene ventajas las ventanas de aluminio?

El aluminio tiene unas prestaciones que lo hacen un material adecuado para algunas aplicaciones, pero poco adecuado para otras. El aluminio es un material muy ligero y resistente. Por eso se utiliza, y es muy adecuado en construcciones singulares como muros cortinas, donde las distancias de las barras y el tamaño de los vidrios hacen necesario estructuras rígidas que sean capaces de soportar el peso de todo el acristalamiento y a la vez, aguantar sin deformarse las presiones de viento que se producen en las fachadas. En estos casos, sin duda lo mejor son los perfiles de aluminio.

muro cortina aluminio

En zonas de clima tropical. En países de clima tropical que prácticamente la temperatura es igual todo el año una ventana de aluminio puede ser adecuada. Una temperatura tropical cercana a la temperatura de confort del cuerpo humano, que da como resultado que la temperatura tanto exterior como interior de la vivienda sea la misma y que permanezca prácticamente constante durante todo el año. En estos casos, podemos utilizar ventas como las de aluminio de bajas prestaciones térmicas, que no nos proporcionan aislamiento,  ya que realmente en estas zonas tampoco es necesario un gran aislamiento térmico. Son climas en resumen donde no se necesita la calefacción.  Sin embargo, sí que tenemos que tener precaución en el caso que sea necesario instalar equipos de aire acondicionado ya que en ese caso con una ventana de aluminio también tendríamos un problema de aislamiento.

En estos casos una ventana con perfiles de aluminio que permita a la ventana poco más que el paso de la luz, puede ser más que suficiente. Son ventanas además que suelen ser sistemas correderas, que son muy poco estancos a la entrada de aire pero como decimos en estos climas ¿a quién le importa?.

Además estos sistemas de ventanas correderas de aluminio pueden fabricarse en cualquier taller de ventanas con una mínima maquinaria que simplemente corte, ensambles perfiles para posteriormente colocar un vidrio igual de poco aislante. Con esto ya tienen lista una ventana que poco más que sirve para tapar un hueco y dejar pasar la luz. Ni siquiera se utiliza en estos casos, cajón de persiana como protección solar como sucede en nuestro país.  Suele estar ligado también países de economías poco desarrolladas, donde el bajo poder adquisitivo de la población hace que no puedan invertir en productos de mayores prestaciones.

¿Dónde es mejor utilizar ventanas de PVC?

Las ventanas de PVC están siempre ligadas a unas ventanas de mayores prestaciones. A pesar de que nuestro país las ventanas de PVC han estado muchos años casi en el anonimato, el crecimiento en estos últimos años está siendo exponencial.

El consumidor está teniendo cada vez mayor conciencia y también la ley exige mayores niveles de aislamiento y ahorro energético en la edificación. Tenemos un código Técnico de Edificación que exige la instalación de ventanas aislantes, y los sistemas de aluminio de baja calidad no cumplen estas exigencias.   Se está a su vez, favoreciendo la renovación de ventanas aislantes mediante diferentes Planes Renove de Ventanas promovidos por las diferentes administraciones autonómicas.

seccion76

En otros países del norte de Europa con más consciencia y también con más necesidad de aislamiento por su clima más frío, el uso de la ventana de PVC es dominante. Por ejemplo en Reino Unido la ventana de PVC en los últimos años ha sido el sustituto natural de las ventanas de madera. Se estima que en Reino Unido la ventana de PVC tiene una cuota de mercado superior al 80%. Países como Francia la ventana de PVC está por encima de 65% de cuota de mercado. En Alemania sucede algo parecido.  Es decir la población tiene mucha más consciencia de la alta importancia de una ventana de altas prestaciones.

Podemos afirmar que en zonas donde existen veranos calurosos e inviernos fríos es donde realmente necesitamos en mayor medida una ventana aislante. Necesitamos ahorrar tanto en calefacción como aire acondicionado.  En caso contrario los gastos de calefacción y aire acondicionado para tener nuestro hogar a una temperatura confortable, serían disparatados y además esto supone un gran despilfarro energético, dañando el medioambiente y el bolsillo de los usuarios. Es por eso en nuestro país, precisamente donde entra más en juego el aislamiento de las ventanas. Un aislamiento que se traduce en mayor ahorro y confort para el usuario.

¿Son más caras las ventanas de PVC o de aluminio?

Otra pregunta recurrente que nos hacen los clientes es cuál de las dos ventanas son más caras: las ventanas de PVC o las ventanas de aluminio.

Para dar una correcta respuesta a esta pregunta tenemos que explicar antes varias cuestiones. Para comprar el precio de ventanas de aluminio con ventanas de PVC, deberíamos comprar sistemas similares. La ventana de PVC está orientada al segmento de ventanas de calidad, por lo tanto lo más habitual es encontrarlas en sistemas practicables oscilobatientes.  También hay sistemas correderas en PVC, por supuesto, pero estos están más orientados a puertas de paso de grandes dimensiones y no tanto a ventanas.

En cambio, la ventana de aluminio ha estado orientada tradicionalmente a un segmento de baja calidad, donde no ha importado el aislamiento térmico ni el aislamiento acústico. Por esto, la ventana más vendida en el pasado ha sido esta ventana corredera de precio bajo. En estas ventanas correderas, unos perfiles muy estrechos son prácticamente soportados por el vidrio, en lugar de ser al revés, donde los perfiles deberían soportar el  peso del vidrio, como sucede en los sistemas de ventanas de calidad.

Por eso quien busca una ventana y no le importe las prestaciones térmicas ni acústicas encontrará las más baratas dentro del segmento de las ventanas correderas. Es un tipo de ventanas que nosotros les aconsejamos totalmente sus bajísimas prestaciones.  Recordamos que este tipo de ventanas, ya no están permitidas para obra nueva por el Código Técnico de la Edificación ni cuentan con las ayudas de los Planes Renove de Ventanas que existen en varias autonomías para el fomento del ahorro energético.

Tenemos por lo tanto que al hablar de precio, comparar ventanas practicables oscilobatientes tanto en ventanas de aluminio como en las ventanas de PVC.

Ya hemos explicado en varias ocasiones el gran problema que tiene el aluminio en las ventanas.  El aluminio es un gran conductor que no aísla del frío ni del calor. El un excelente transmisor térmico y por eso, por ejemplo, es utilizado para fabricar radiadores domésticos, porque tiene la propiedad de transmitir muy bien el calor.

En cambio esa misma propiedad del aluminio, lo hace que sea un problema en la fabricación de ventanas. Precisamente por esta propiedad que lo hace idóneo para fabricar radiadores, al ser muy transmisor del calor y en las ventanas, lo que buscamos es precisamente lo contrario.

Y,  ¿qué puede hacer el aluminio para resolver ese problema de aislamiento? Algunos perfiles de aluminio tienen lo que se denomina rotura de puente térmico. Es precisamente una capa separadora compuesta por materiales plásticos y aislantes que separa la parte exterior de la parte interior del perfil.  De esta forma mejora el aislamiento térmico del perfil. Aun así,  los perfiles de aluminio de mejor calidad con una buena “rotura de puente térmico”,  los valores aislantes de transmitancia térmica no se acercan a los valores de los perfiles de PVC.

VALORES U DE PERFILES EN VENTANAS

Material del perfil

Transmitancia térmica U (W/m2K)

Poliuretano con núcleo metálico. Espesor de PUR ≥ 5 mm2,80
Perfiles huecos de PVC (2 cámaras)2,20
Perfiles huecos de PVC (3 cámaras)2,00
Madera dura (ρ = 700 kg/m3, λ = 0,18 W/m K), espesor del perfil 50 mm.2,20
Madera blanda (ρ = 500 kg/m3, λ = 0,13 W/m K), espesor del perfil 50 mm.2,00
Metálico sin RPT (rotura de puente térmico)5,70
Metálico con rotura de puente térmico, rotura: 4 mm ≤ d < 12mm.4,00
Metálico con rotura de puente térmico, rotura: d ≥ 12 mm.3,20

Fuente: norma UNE-EN ISO 10077-1

 

Termografía perfil PVC OnVentanas

5 estrellas

Termografía perfil de Aluminio

5 estrellas

Y si hablamos de precio estos perfiles de aluminio de rotura de puente térmico de una cierta calidad o marcas reconocidas, tienen un precio bastante superior al de las ventanas de PVC.

Es decir en la medida que los perfiles de aluminio son de mayor calidad, debido a que la complejidad de fabricación de los perfiles, unida a la mayor complejidad de fabricación de las ventanas, aumenta, por lo que da como resultado unas ventanas muchos más caras que las de PVC.

Con lo cual podemos concluir que la ventana de PVC es la ventana con la mejor relación calidad de precio.

En el próximo artículo os hablaremos más concretamente de las prestaciones de las ventanas. 

Esperamos que este os haya servido ya como de adelanto, para aprender un poco más sobre ventanas y os haya ayudado a tomar una decisión.