Nuestros Colaboradores

logo kommerling
logo Procomsa
logo Procomsa

Contacto

Alcala de Henares

Teléfono: 91 802 01 60

ASISTENCIA REMOTA

asistencia remota

Condensación ventanas. ¿Cómo reducirla o eliminarla?

Estamos todavía en verano y con el calor se nos han olvidado los problemas de condensación en las ventanas. Pero si durante el invierno pasado tuviste problemas de condensación en las ventanas, este próximo invierno te sucederá lo mismo, si no tomas medidas para cambiarlo. Podemos conseguir reducir este problema, si sigues unos consejos que te vamos a dar. Y queremos hacerlo ahora, porque si eres de los que sufren este problema, es muy probable que no tengas unas ventanas aislantes, y es esta época antes del invierno un buen momento para cambiar tus ventanas para reducir o hacer desaparecer este problema. 

Cuando el clima es frío, la condensación es a menudo un problema en buena parte de los hogares españoles. Desde edificios residenciales y comerciales hasta edificios industriales, sin importar la antigüedad del edificio, este puede sufrir la condensación y sus efectos.

No es la primera vez que analizamos los problemas de condensación, ya que son muchas las personas que se dirigen a nosotros, preguntándonos consejos sobre cómo eliminarla.

Os indicamos aquí las principales recomendaciones que te ayudarán a reducir e incluso eliminar la condensación de las ventanas:

condensacion invierno

Fijarnos en las habitaciones con alta humedad

Seguramente la condensación no afecte por igual a todas las zonas de tu hogar. Habrá unas zonas más afectadas que otras.  En general las zonas que están sometidas a mayores niveles de humedad, como cocinas y baños, son particularmente vulnerables a la condensación de las ventanas.

Las tareas domésticas, como lavar los platos, poner el lavavajillas, secar la ropa y baños o duchas de agua caliente son actividades que añaden humedad al interior de nuestro hogar.  Estas son tareas que no podemos dejar de realizar, pero sí, de cierta forma, controlar la humedad generada por estas.  Al realizar estas tareas, intenta que la humedad se quede en una sola habitación evitando abrir puertas que extiendan la humedad al resto de las habitaciones.  Por ejemplo, el abrir el lavavajillas soltará en la cocina una gran cantidad de humedad. Por ello si te es posible, cierra la puerta de la cocina, y si tienes una ventana o puerta de ventilación hacia el exterior, ábrela para que esa humedad puede abandonar la cocina.  

De la misma forma, si tu baño dispone de una ventana, ábrela unos minutos inmediatamente después del baño o la ducha para que la humedad pueda ser ventilada. Muchos baños tienen un extractor, y estaría muy bien hacerlo funcionar unos minutos para también así eliminar la humedad. 

En la cocina, si eres de los que cocinas mucho y sobre todo durante la cocción de alimentos, es importante ventilar. Si tienes un extractor de cocina, ponlo a funcionar durante la cocción. Si no, abre la ventana para que la humedad no se acumule en el interior.

Aumenta la ventilación en tu hogar

Es necesario asegurarnos que tu vivienda tenga la ventilación adecuada durante todo el año para mantener la condensación en las ventanas bajo control. Durante los meses de invierno en particular, la ventilación puede significar la diferencia entre respirar fácilmente dentro de tu hogar y sufrir los desagradables efectos de la humedad. Las rejillas de ventilación si tu edificio disponen de ellas, se pueden utilizar para aumentar las capacidades de ventilación de sus ventanas. 

En el caso de no disponer rejillas de ventilación, recuerda ventilar en el momento, en aquellas zonas donde estés generando una humedad adicional como baño y cocinas. Y también de forma general en toda la vivienda, mediante la apertura de las ventanas durante unos 10-15 minutos de forma diaria. Es ideal para esto, la posición de oscilobatiente de las ventanas de PVC que permite mantener la ventana en modo ventilación, sin tener que abrirla por completo y sin tener que retirar cortinas en caso de tenerlas.

aislamiento ventanas

Mejora el aislamiento de tu vivienda

Una vivienda bien aislada es una vivienda donde el riesgo de que aparezca la humedad es muchísimo menor.  Existen muchas opciones de aislamiento de paredes internas y externas disponibles para los hogares tanto de viviendas unifamiliares como de viviendas en bloque. Aunque sí que es cierto que muchas de estas soluciones de aislamiento de fachadas son soluciones algo costosas.

Sin embargo, una inversión sencilla que puedes hacer precisamente donde más te aparece la condensación que es en las ventanas, es cambiarlas por unas aislantes en el caso que tus ventanas no lo sean.  Con unas ventanas muy aislantes, la condensación no aparecerá en la ventana (perfiles y vidrio). La condensación aparece siempre en primer lugar, sobre aquellos elementos menos aislantes (aquellos que cuando los tocas sientes que están más fríos).

Por ejemplo, si en tu vivienda tiene un vidrio sencillo, la condensación te aparecerá siempre en primer lugar en el vidrio. Un vidrio sencillo no aísla, por lo tanto su temperatura interior será muy baja y toda la humedad de la vivienda precipitará sobre el vidrio. Esa agua bajará por el vidrio llegando a la pared y generando problemas de humedades en incluso moho. 

Lo mismo sucederá si tienes unos perfiles de aluminio sin rotura de puente térmico. La temperatura de la superficie interior del perfil será muy baja y aparecerá condensación en los perfiles. 

Ventanas lo más aislante posibles

Por ello, para evitar que la condensación aparezca en las ventanas, tienes que disponer de unas ventanas aislantes, en lo que tanto los perfiles como el vidrio tengan el mayor valor aislante posible (menor valor U). De esta forma el riesgo que te aparezca la condensación será mucho menor sobre estas ventanas. seccio triple vidrio

Las ventanas más aislantes, son las ventanas de PVC y madera. Nosotros te proponemos la solución de nuestras ventanas aislantes, con la que puedes llegar a tener valores muy altos de aislamiento tanto en los perfiles como en el vidrio. En el caso de zona donde los niveles de humedad sean altos te aconsejamos además poner vidrios con triple acristalamiento cuyo valor de aislamiento térmico es superior al de un vidrio doble. 

 

Mantener una temperatura en el hogar de por encima de los 18º

La condensación aparece cuando la temperatura del hogar desciende. Por ello te recomendamos mantener tu hogar con una temperatura no inferior a los 18ºC.  Como habrás podido observar la condensación aparece principalmente en las viviendas por la mañana. Normalmente durante la noche, apagamos la calefacción y la temperatura interior desciende y por eso es por la mañana es cuando aparece la condensación.

gráfico condensación

Por esto, también es importante tener unas ventanas aislantes, que eviten que al quitar la calefacción, se produzca un rápido descenso de la temperatura. Sobre todo, si queremos mantener nuestra factura energética a unos costes razonables, no podemos permitirnos que el calor se vaya por nuestras ventanas. Por eso instalar unas ventanas que ahorran energía te nos ayudan a mantener una temperatura razonable en el interior de nuestro hogar sin enfrentarnos a una factura energética desorbitada.

Esperamos que estos consejos te ayuden a reducir la condensación en tu vivienda. Y si quieres decir adiós a los problemas de condensación en las ventanas para siempre, lo mejor es que contactes con nosotros o uno de nuestros distribuidores oficiales para cambiar tus ventanas.

2018-09-12T10:59:10+00:00 miércoles, 12 de septiembre de 2018|Conocimiento, Noticias OnVentanas|Sin comentarios

Deje su comentario