Nuestros Colaboradores

logo kommerling
logo Procomsa
logo Procomsa

Contacto

Alcala de Henares

Teléfono: 91 802 01 60

ASISTENCIA REMOTA

asistencia remota

Orientación ventanas eficiencia energética

Las ventanas son un elemento fundamental en el diseño de una vivienda eficiente. Podemos utilizar las ventanas para recibir energía solar y por lo tanto proporcionar calefacción, refrigeración y por supuesto iluminación. Un buen diseño solar es algo que no siempre es tenido en cuenta por proyectistas. El diseño solar varía según la ubicación del edificio y el clima de la zona. Hay algunas directrices para las ventanas que valen por igual en todas las zonas:

– Seleccionar la ventana más eficiente.
– Orientar y dimensionar el hueco en la fachada para para maximizar el aumento de calor solar en invierno y minimizarlo en verano.
– Es posible utilizar sistemas de control dinámicos como OnSmart.

En los climas donde se hace necesario principalmente el uso de la calefacción, las principales áreas de hueco de ventanas generalmente deben orientarse hacia el sur para así poder recoger el calor solar durante el invierno cuando el sol está más bajo en el cielo. En verano, cuando el sol está alto, tener en cuenta los salientes u otros elementos de sombra que eviten una ganancia de calor excesiva.

Para ser eficaces, las ventanas orientadas hacia el sur deben tener un coeficiente de ganancia de calor solar g mayor de 0,6 para maximizar la ganancia de calor solar durante el invierno, un factor U lo más bajo posible para reducir la transferencia de calor y una alta transmitancia de luz visible para una buena transferencia de luz visible. 

Las ventanas en las paredes orientadas al este, al oeste y al norte deben ser acotadas en su tamaño, manteniendo una la luz del día adecuada. Resulta complicado controlar el calor y la luz a través de las ventanas orientadas hacia el este y hacia el oeste cuando el sol está bajo en el cielo, y por eso estas ventanas deben tener un factor solar bajo y / o estar sombreadas. Las ventanas orientadas hacia el norte recogen poco calor solar, por lo que se utilizan sólo para la iluminación. El acristalamiento de baja emisividad (bajo emisivo) puede ayudar a controlar la ganancia de calor solar y la pérdida en climas cálidos.

En los climas de más frío, las estrategias particularmente eficaces incluyen el uso dominante de ventanas orientadas hacia el norte y ventanas orientadas al sur generosamente sombreadas. Las ventanas con coeficientes solares bajos  (porcentaje de incidencia de energía solar en el vidrio que se transfiere internamente, tanto directa como indirectamente a través del vidrio)  son más efectivas para reducir las cargas de enfriamiento.

Algunos tipos de acristalamiento ayudan a reducir la ganancia de calor solar, bajando el factor solar de una ventana. Revestimientos en el vidrio con capas finas visualmente no visibles de metal u óxido metálico, depositadas directamente sobre la superficie de la transferencia de calor mediante control de vidrio a través de ventanas con aislamiento acristalado. El vidrio tintado por ejemplo,  absorbe una gran fracción de la radiación solar entrante a través de una ventana. Estos revestimientos reflectantes reducen la transmisión de la radiación solar y los recubrimientos espectralmente selectivos filtran entre el 40% y el 70% del calor normalmente transmitido a través del vidrio aislante o acristalamiento.

Y no podemos olvidar los sistemas de eficiencia dinámica, como OnSmart. Domótica inteligente orientada al confort y ahorro energético.

Si estás construyendo un nuevo hogar o haciendo alguna reforma importante, también debes aprovechar la oportunidad de incorporar en el diseño la correcta selección de las ventanas como parte integrante  del diseño de toda la casa,  para de esta forma construir un hogar eficiente en energía.

2017-09-28T11:30:52+00:00 jueves, 28 de septiembre de 2017|Sin categoría|Sin comentarios

Deje su comentario