Los vidrios bajo emisivo, también llamados vidrios ATR (Aislante Térmico Reforzado) o vidrios «Low e» son vidrios que tienen la capacidad de reflejar la energía solar evitando que buena parte de ella entre en la vivienda.  Es decir dicho de una forma más sencilla, reducen la cantidad de calor o frío que se transmite entre el interior y exterior de la ventana en su parte acristalada. En esta imagen puedes ver un acristalamiento doble con una capa bajo emisivo.

vidrio control solar onventanas

Es un lámina que va colocada en una de las caras del vidrio. La lámina va colocada en la parte interior del vidrio que va al lado exterior.

Como norma general podemos decir que el vidrio bajo emisivo ayuda a mantener en invierno el interior de la calefacción en tu vivienda de la misma forma que en verano ayuda a mantener el frío del equipo de aire acondicionado. Esto supone un ahorro considerable de energía ya que tendremos menos pérdidas por nuestras ventanas y por lo tanto el consumo de nuestro equipo de climatización será menor.

Cuando vayas a elegir un vidrio, debes fijarte en el valor U que tiene. Este valor se expresa en W/m2ºK y mide precisamente las pérdidas que se producen a través del vidrio. Cuanto más bajo sea este valor, más aislante será. Te hemos preparado una tabla comparativa de vidrios para que veas como varía el valor U del vidrio en función de que este lleve o no tratamiento bajo emisivo. Como puedes ver, el tratamiento bajo emisivo se reduce considerablemente el valor U. Así por ejemplo un vidrio con cámara 4/16/4 estándar tiene un valor U de 2,7 W/m2ºK mientras que el mismo vidrio con tratamiento bajo emisivo se reduce hasta los 1,5 W/m2ºK.  Esto supone una mejora de un 44%.

 

vidrios bajo emisivo comparativa

Por eso en OnVentanas recomendamos instalar siempre el vidrio bajo emisivo. La pequeña diferencia de precio que tiene con el vidrio estándar se amortiza rápidamente por sus ventajas.

 

Ventajas vidrio bajo emisivo en ventanas:

  • Reduce el gasto en calefacción y aire acondicionado especialmente cuando se combina con ventanas de PVC.
  • Ahorro energético.
  • Mejora nuestro nivel de confort.
  • Aumenta la temperatura de la parte interior del vidrio, reduciendo el efecto de pared fría y reduciendo el riesgo de condensaciones.
  • Permite igualmente la entrada de la luz natural por su alta transparencia. Su transmitancia lumínica es muy alta.
  • Vidrios ecológicamente eficientes.